La importancia de tomar un buen desayuno

Es muy común hoy en día levantarse e irse rápido al trabajo, vamos con tanto estrés que nos da pereza levantarnos antes para tener un buen desayuno, pero como ya sabemos, el desayuno es la comida más importante del día.

¿Por qué?

Nuestro cuerpo al despertarse necesita aporte energético, si tendemos a desayunar nos reactivaremos para el día. El desayuno nos permite despertarnos, estar más atentos y responder de manera más inteligente a los estímulos, sin embargo, no desayunar tiende a producir falta de concentración, mal humor y estar decaídos.

¿Cómo organizarnos para desayunar bien?

Lo importante para desayunar bien es levantarse con tiempo. Para ello, lo más importante es acostarse pronto y descansar lo suficiente. Si eres de los que cuando te despiertas vas a tener pereza en prepararlo, lo ideal es hacerlo el día anterior, para que por la mañana sepas qué desayunar y esté todo listo.

¿Cómo debería ser un buen desayuno?

El desayuno ideal es el que no supere un 25% de las calorías que necesitamos durante el día. Este puede estar compuesto de todos los alimentos que más nos gustan, pero siempre teniendo en cuenta la cantidad que ingerimos.

Cuanto más variado y equilibrado sea el menú será aun mejor. Así que diríamos que el desayuno perfecto sería aquel que contenga: carbohidratos, proteínas, fibra, vegetales y grasas.

  • Carbohidratos: en estos se incluyen los cereales, avena, lácteos, panes, fruta, yogurt y jugos.
  • Proteínas: como el huevo, frutos secos, pescado (atún) o carne magra (pavo).
  • Fibra: cereales, semillas, fruta (plátano, manzana…)
  • Vegetales
  • Grasas: aceite de oliva, queso, huevo, etc.

¿Afecta más a los niños que a los adultos?

La respuesta claramente es un ¡sí!

Tanto en adultos como en niños el desayuno nos permitirá ser mas productivos y mejorará nuestro rendimiento.

Varios estudios han demostrado que el desayuno permite a los niños pensar con más rapidez y prestar más atención. Cuando el niño esté en el colegio puede ocasionar dificultad de concentración y memoria, o también puede ser que se sienta nervioso y muy cansado.

Para nosotros el desayuno ideal y favorito sería unas nueces, un café con leche o un zumo de naranja, una tostada de pan con aceite de oliva, tomate y jamón, y qué mejor jamón que el nuestro Representaciones Salazar.

¡Esperamos que estas pautas te hayan servido!

Deja un comentario